la única estrategia posible para sobrevivir al ecocidio: crear un nuevo sistema productivo




El decrecimiento a corto plazo es una opción personal. A medio y largo plazo es una imposición de la naturaleza. La huella ecológica de la sociedad occidental llegó a su cenit y solo tiene un camino: decrecer. El modelo del crecimiento está tocado de muerte a la par que el estado de la biodiversidad, practicamente al nivel de la ruina, incluyendo como tal el clima, los recursos y la mayoría de los ecosistemas de la tierra. 

Solo es posible parar el ecocidio si en paralelo creamos otro sistema productivo que no consuma tanta biodiversidad como el actual. Cualquier sistema productivo va unido a forma de vida o estilo de vida. El problema es la forma de vida para la que es programada la población. La alternativa solo es posible creando formas de vivir suficientemente atractivos para la gran masa que provoque un cambio de forma natural. Los intereses para que esto no suceda son enormes y tienen suficiente potencia de fuego para destinar a la marginalidad a cualquier otra alternativa productiva. A parte, no nos engañemos, la mayoría de la población prefiere continuar con una vida de confort y consumo, aún sabiendo que las generaciones futuras tendrán que lidiar con gravísimos problemas. 

El cambio solo es posible desde lo pequeño, construyendo los prototipos que posibilitaran la transición civilizatoria, tras el más que previsible colapso. No sabemos cuanto tiempo tenemos para crear el conocimiento y experiencia necesaria. A nivel familiar o comunitario, estamos en tiempo de descuento. Si no has empezado, corre todo lo que puedas y no mires atrás. El colapso vendrá de golpe, sin avisar. Caerán los cimientos de la civilización occidental en cuestión de semanas. Entonces estaremos en la época de las sombras, ya que casi nadie estará preparado, ni siquiera serán capaces de entender lo que sucede hasta pasado mucho tiempo. Asimilarlo será una tarea imposible para muchos. 

La comunidad se establecerá, de nuevo, como la organización más efectiva en el nuevo entorno. Todo comienza por la reconstrucción de pequeños espacios que favorezcan la biodiversidad y por tanto aseguren la habitabilidad. La clave será el reto de trabajar sobre cada hábitat local.




No hay comentarios: